10% descuento en tu compra on line

Decoración vintage o cómo hacer que tu casa suba de nivel

Originales, exclusivos, cotizados... Introducir en tu casa muebles y objetos vintage es todo un acierto. Mejor, si lo haces en pequeñas dosis. Pero ¿cuáles son esas piezas que no deben faltar? 

1.

ESPEJOS DESGASTADOS

Si quieres lograr un recibidor vintage te sugerimos varias propuestas muy inspiradoras. Puedes colocar un mini sofá biplaza antiguo y sobre él varios espejos o uno grande desgastado, como este de la imagen formando cuadrícula. ¿Qué tiene manchas y está oxidado? Mejor, le aportará más realismo. ¡No te pierdas las molduras que decoran la pared!

 

2.

MUEBLES DECAPADOS

Otra propuesta de éxito para lograr una decoración vintage en el recibidor es la que sugiere la interiorista Pia Capdevila en esta imagen: colocar un aparador súper atractivo de madera patinada y decorar la pared con un cuadro de motivos geométricos. También surtirá efecto una mesa tocinera recuperada y una composición de fotos familiares en blanco y negro enmarcadas en madera.  

 

3.

DISEÑOS DE OTRA ÉPOCA

Si ninguna de estas dos opciones te convencen para decorar tu recibidor, aquí tienes una tercera. Busca en almonedas y rastros muebles vintage con historia, como esta cómoda isabelina de color marrón oscuro en su día. Ahora estrena look en blanco ¡hasta en los tiradores y los herrajes! Para decorarla, los objetos de cristal transparente son perfectos. 

 

4.

PIEZAS CON CARÁCTER

¿Quieres que tu salón respire estilo vintage por los cuatro costados? Nada mejor que decantarte por todo un clásico: un auténtico sofá chester de cuero marrón, como el de la imagen. ¿Sabías que fue creado en el siglo XVIII por el cuarto Conde de Chesterfield para mejorar la postura de sus criados? Su diseño robusto, con su elegante capitoné y su piel desgastada por el paso del tiempo, le confiere ese toque de mueble vivido que tanto te gusta. Puedes acompañarlo con una librería o una cómoda recuperada que puedes restaurar... o no.

 

5.

¡VIVAN LOS 50!

También puedes crear en el salón pequeños focos de atención donde prime el estilo vintage, como un rincón de lectura por ejemplo. El de la imagen está formado por una butaca nórdica típica de los años 50. Sí, porque los muebles, lámparas y objetos escandinavos diseñados durante esta década se han convertido con el tiempo en piezas icónicas de diseño. ¿Más guiños vintage? Papel pintado con estampado de flores, cuadros que recrean la naturaleza y lámparas metálicas.

 

6.

MARCOS ENVEJECIDOS

Utiliza marcos de madera envejecidos en cuadros y espejos como complementos básicos para decorar salones vintage, como se ha hecho en este de la imagen. Se podría haber restaurado, pero ¿no te parece que derrocha aún más encanto así con sus desconchones? Mira lo bien que luce apoyado en la pared, tras la mesa del comedor.

 

7.

COCINAS NEUTRAS Y EN TONOS PASTEL

¿Qué colores son los más apropiados en las cocinas vintage? Si apuestas por los neutros (blanco, grises, beis...) y los tonos pastel (rosa, azul, turquesa...) darás en el clavo. Otro acierto será combinar muebles blancos con encimeras de madera natural, como en la imagen. Y como decoración, apunta estas ideas: molduras y tiradores de concha en cajones, botes y cajas de hojalata, sifones, una balanza antigua...   

 

8.

COMBINA LO VIEJO Y LO NUEVO

El éxito de la decoración vintage es saber encontrar el equilibrio entre lo viejo y lo nuevo. ¿Estás pensando en incluir en tu cocina una alacena antigua o un platero de pared para exponer la vajilla (de Duralex, por supuesto)? ¿O dejar el suelo de baldosa desgastado porque le da encanto? ¡De lujo! Pero eso no te impide introducir elementos modernos como cafeteras, hervidores de agua o neveras retro —es decir, de manufactura actual pero inspiradas en épocas pasadas—. 

 

9.

HIERRO Y MADERA, BIEN AVENIDOS

¿Sabías que el estilo industrial es muy, muy vintage? No hay nada como equipar un comedor con elementos de forja: mesas velador, sillas de jardín, lámparas metálicas... Y para rizar el rizo, decora la mesa con unas jarras de hojalata y tendrás un office vintage cien por cien. 

 

10.

MODELOS ICÓNICOS

Tulip, Eames, Tolix... ¿A que te suenan? Son los nombres de esas piezas vintage que el paso del tiempo ha convertido en iconos deco. Cuántos más años acumulan, más valor tienen. Si quieres elevar el nivel de tu comedor, coloca auténticos muebles vintage, como estas sillas de diseño de la imagen: unas Tolix metalizadas en acabado amarillo. ¡Quién diría que tienen más de 80 años!